Opinión

Ajititi

José Jáquez

Pobre del que olvida tu heroísmo, Francisco Alberto, caramba!
En mi pecho late el llano corazón de los que cogieron la loma.
Arzobispo Ozoria habla claro: “RD vive momentos de oscuridad”.
El “mal sabor” de la criminalidad se come al país.

Víctor Víctor encuentra decreto en su “Mesita de noche”.
Los funcionarios “quemados” no podrán evitar los fuegos forestales.
Ivanka Trump está “fea pa’la foto”.

Los de la envasadora de Los Ríos tendrán que abrir gas.
La bolsa cae, y Temer no va al grano.

EEUU no les da mente a la venta de armas a enfermos mentales.
A la proliferación de armas le ha salido el tiro por la culata.
Kim Jong Un Corea de impotencia por muerte de hermanastro.
Quieren vender a RD como segura, y los crímenes están al dos por uno.
Laboratoristas analizan cancelación en el Ney Arias.

Pues nada, esperamos que se haga algo para frenar la delincuencia.
La delincuencia subiendo. Y la popularidad de Danilo bajando.
¡Un tiro! Se “suicida” matador de locutores.
El CEA le baja el azúcar al más sano.

Al CEA deberían llevarlo “como caña pa`el ingenio”.
El CEA quedará sin un pedacito de tierra donde pueda ser sepultado.
En la UASD hay una clase prepotente.

El gobierno parece no aprecia la depreciación del peso.
Trump, preso de la crítica, pide libertad de Leopoldo López.
¡Brindemos con Ginebra! Freddy es coronado rey del Carnaval de Santo Domingo.
Aquí el peso está muy gastado.

Víctor Víctor entrará y saldrá del gobierno con una “colita”.
Mientras el gobierno no quiere que le “calienten el tomate”, Agricultura discute su precio.
Público acompaña a Michael Camilo en “Piano solo”.
Nunca he sido tocado por el piano.

Cogí la cuerda cuando me hicieron comprar una guitarra.
Los leonelistas gustan de la música de viento.
Nadie tocó mejor la arMónica como Bill Clinton.
La falta de comida llena a cualquiera de preocupación.
San Pedro botó las llaves de la seguridad.
Los profesores de la UASD no tienen fuerza para levantar el paro.
Con tanta delincuencia, no hay Bella Vista.
Mientras la PN llame “desconocidos” a los delincuentes, seguirá el misterio público.
El río Masacre parece precisamente eso.
Los AMET usan armas porque tienen que detener el tránsito.
Lo más lejos que tiene Interior es que muy cerca de su sede se venden muchas armas.
Una seria campaña contra las armas sería un tiro.

¡Declarémonos en guerra contra las armas!
Si subieran el precio de las municiones, se desplomaría la venta de armas.
Enfilemos los cañones contra el armamentismo.
El llamado al desarme es aquí un arma de doble filo.

Cada vez que Interior habla de armas, gasta pólvora en garza.
Dizque “bala perdida”, y siempre encuentra a un indefenso.
Para iniciar un desarme hay que armarse de valor.
El “Adiós a las armas” es una novela.
Me siento muy herido cuando usas el “cuchillito de palo” contra mi amor.